22 de marzo, 2023

Por Ariane Lang

El aceite de coco es un aceite de cocina cada vez más popular.

Muchas personas lo alaban por sus beneficios para la salud, como sus propiedades antimicrobianas y antioxidantes, la mejora de la piel y la salud bucodental, y su potencial para perder peso.

He aquí 10 beneficios del aceite de coco para la salud basados en pruebas científicas, además de algunas consideraciones especiales a tener en cuenta si desea incluirlo en su dieta.

1. Puede favorecer la quema de grasas

El aceite de coco es una fuente rica en triglicéridos de cadena media (MCT), un tipo de grasa saturada.

En general, las grasas saturadas se dividen en tres subgrupos, cada uno de los cuales tiene diferentes efectos en su cuerpo. Estos subgrupos son:

  • cadena larga
  • cadena media
  • cadena corta

Los científicos están estudiando los triglicéridos de cadena media (TCM), incluidos los que se encuentran en el aceite de coco, por sus posibles beneficios para la salud.

Por ejemplo, algunas pruebas demuestran que el consumo de TCM puede aumentar el número de calorías que quema el cuerpo. Al hacerlo, puede ayudar a promover la pérdida de peso.

Dado que las grasas del aceite de coco son un 65% MCT, puede tener propiedades quemagrasas similares a las del aceite MCT puro.

Sin embargo, en la actualidad no existen pruebas fehacientes que demuestren que consumir aceite de coco por sí mismo aumente el número de calorías quemadas.

De hecho, los estudios sobre el potencial de pérdida de peso de los MCT incluso piden cautela a la hora de interpretar los resultados, ya que aún se necesitan estudios más amplios y de mayor calidad.

Aunque los MCT pueden aumentar el número de calorías que quemas, ten en cuenta que el aceite de coco es muy rico en calorías y puede provocar fácilmente un aumento de peso si lo consumes en grandes cantidades.

RESUMEN

Los investigadores han descubierto que el consumo de un tipo de grasa saturada en el aceite de coco, llamada MCT, puede aumentar el número de calorías que quemas. Sin embargo, aún no está claro si el aceite de coco en sí tiene este efecto.

2. Puede funcionar como una fuente rápida de energía

Los MCT en el aceite de coco proporcionan un rápido suministro de energía.

Cuando comes triglicéridos de cadena larga (LCT), las moléculas de grasa son transportadas a través de la sangre a los tejidos que las necesitan, como el tejido muscular o adiposo.

Por otro lado, los MCT van directamente al hígado y se convierten en un rápido suministro de energía, de forma muy similar a los carbohidratos, la fuente de energía preferida del organismo.

De hecho, los MCT se han utilizado durante mucho tiempo en productos de nutrición deportiva para atletas que necesitan una fuente de energía que su cuerpo pueda absorber y utilizar rápidamente (1Trusted Source, 5Trusted Source).

RESUMEN

El aceite de coco tiene un alto contenido en MCT, que el cuerpo metaboliza de forma diferente a los LCT. Los MCT proporcionan una fuente de energía rápida que tu cuerpo puede absorber y utilizar más rápido que otros tipos de grasas saturadas.

3. Puede tener efectos antimicrobianos

El aceite de coco tiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas debido a su contenido de MCT – específicamente, el ácido láurico.

El ácido láurico es un ácido graso que constituye alrededor del 50% de los MCT en el aceite de coco.

Las investigaciones sugieren que puede tener efectos antimicrobianos contra microorganismos causantes de enfermedades, como:

  • Staphylococcus aureus
  • Streptococcus mutans
  • Streptococcus pyogenes
  • Escherichia coli
  • Helicobacter pylori

Los estudios demuestran que el ácido láurico puede actuar como agente bacteriostático. Se trata de una sustancia que impide que las bacterias se multipliquen sin matarlas.

También puede actuar como agente bactericida, que destruye algunas bacterias.

Además, también puede inhibir el crecimiento de microorganismos perjudiciales para las plantas.

RESUMEN

El ácido láurico del aceite de coco puede tener propiedades antimicrobianas contra diversos microorganismos nocivos.

4. Pueden ayudar a reducir el hambre

Una característica interesante de los MCT es que pueden ayudar a reducir la ingesta de alimentos.

Esto puede estar relacionado con la forma en que el cuerpo los descompone. Una parte de los MCT ingeridos se descomponen en un proceso que produce unas moléculas denominadas cetonas.

Las cetonas reducen el apetito actuando directamente sobre los mensajeros químicos del cerebro o alterando los niveles de hormonas inductoras del hambre, como la grelina.

Es posible que conozca las cetonas en el contexto de las dietas cetogénicas, muy populares en la actualidad. Las personas que siguen dietas cetogénicas no comen muchos carbohidratos, pero a menudo comen mucha grasa. Por esta razón, sus cuerpos tienden a utilizar las cetonas como combustible.

Sin embargo, aunque el aceite de coco es una de las fuentes naturales más ricas en MCT, no hay pruebas de que el aceite de coco en sí reduzca el apetito más que otros aceites. De hecho, un estudio informa que el aceite de coco es menos saciante que el aceite MCT.

RESUMEN

Los MCT pueden ayudar a reducir la ingesta de alimentos disminuyendo el hambre. Sin embargo, la evidencia sugiere que el aceite de coco no necesariamente ofrece el mismo efecto.

5. Puede ayudar a reducir las convulsiones

Las personas han utilizado durante mucho tiempo las dietas ceto, que son muy bajas en carbohidratos y altas en grasas, para tratar diversos trastornos, incluyendo la epilepsia resistente a los medicamentos. Se ha demostrado que ayudan a reducir la frecuencia con la que se producen las convulsiones.

Los investigadores creen que la falta de glucosa disponible para alimentar las células cerebrales es una posible explicación de la reducción de la frecuencia de los ataques en las personas con epilepsia que siguen dietas cetogénicas.

Sin embargo, en general, se carece de pruebas sobre el uso de dietas cetogénicas en adultos y niños con epilepsia, por lo que se necesita más investigación.

La reducción de la ingesta de carbohidratos reduce la glucosa en la sangre, y el aumento de la ingesta de grasas conduce a un aumento significativo de las concentraciones de cetonas. El cerebro puede utilizar las cetonas como fuente de energía en lugar de la glucosa.

Recientemente, algunas personas han descubierto que pueden tratar eficazmente la epilepsia siguiendo dietas ceto modificadas que incluyen MCT y una cantidad más generosa de carbohidratos para inducir la cetosis.

Las investigaciones demuestran que los MCT del aceite de coco se transportan al hígado y se convierten en cetonas (15Trusted Source).

RESUMEN

Los MCT del aceite de coco pueden aumentar las concentraciones de cetonas en sangre, lo que puede ayudar a reducir la frecuencia de las convulsiones.

6. Puede proteger el cabello

El aceite de coco también puede proteger contra el daño capilar.

Por ejemplo, un estudio determinó que, dado que el aceite de coco penetra profundamente en las hebras del cabello, las hace más flexibles y aumenta su resistencia para evitar que se rompan bajo tensión.

Del mismo modo, otro estudio determinó que el aceite de coco nutre las hebras capilares y reduce la rotura, lo que fortalece aún más el cabello.

RESUMEN

El aceite de coco puede ayudar a fortalecer tu cabello al aumentar la flexibilidad y reducir la rotura de las hebras capilares.

7. Puede ayudar a reducir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia.

Esta enfermedad reduce la capacidad del cerebro para utilizar la glucosa como fuente de energía. Sin embargo, los investigadores creen que las cetonas pueden contrarrestar los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer de leve a moderada proporcionando una fuente de energía alternativa a las células cerebrales.

Por este motivo, se ha investigado el posible papel de algunos alimentos, como el aceite de coco, en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, se necesitan estudios más amplios en humanos.

RESUMEN

Dado que el aceite de coco es rico en MCT, que aumentan significativamente los niveles sanguíneos de cetonas, puede ayudar potencialmente con los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se necesitan estudios más amplios.

8. Una buena fuente de antioxidantes

El aceite de coco es una buena fuente de antioxidantes, que ayudan a neutralizar las moléculas dañinas llamadas radicales libres. Esto, a su vez, ayuda a prevenir varias enfermedades crónicas y degenerativas.

Algunos de los principales tipos de antioxidantes del aceite son:

  • tocoferoles
  • tocotrienoles
  • fitosteroles
  • flavonoides
  • polifenoles

Los antioxidantes del aceite de coco le confieren posibles efectos antiinflamatorios y protectores del cerebro.

Un estudio también sugiere el posible papel del aceite de coco, en particular del ácido láurico MCT, en la reducción de las complicaciones diabéticas secundarias.

RESUMEN

El aceite de coco es una buena fuente de antioxidantes, que proporcionan efectos antiinflamatorios, antidiabéticos y protectores del cerebro.

Conclusión

El aceite de coco tiene una serie de beneficios emergentes para su salud, tanto cuando lo añade a su dieta como cuando lo utiliza con fines cosméticos.

Sin embargo, asegúrese de consumirlo con moderación. Las autoridades sanitarias aconsejan mantener un consumo moderado para evitar aumentar el riesgo de cardiopatías.

Sólo una cosa

Pruebe esto hoy mismo: Si no está seguro de si debe elegir aceite de coco refinado o sin refinar, lea este artículo, que compara las dos versiones y sus diferentes propiedades y usos.

A %d blogueros les gusta esto: